Un banquillo repleto de uniformes....

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un banquillo repleto de uniformes....

Mensaje  fosi el Vie Abr 08, 2011 3:37 pm

Esto es a lo que nunca habria que llegar.....


http://www.lasprovincias.es/v/20110329/alicante/banquillo-repleto-uniformes-20110329.html

. La Audiencia juzgará en una semanas una pelea entre policías nacionales y locales en la zona de pubes del Casco Antiguo de Alicante que generó tantas contusiones, traumas y contracturas como recelos entras ambas fuerzas de seguridad. El enfrentamiento acabó como el rosario de la aurora hace ya un lustro, pero sorprendentemente ha permanecido oculto a la opinión pública: una estricta 'omertá' que han acatado rigurosamente todas las partes implicadas en el proceso.

Hasta ahora. Este diario ha logrado acceder a la parte fundamental de las diligencias: los diferentes escritos de acusación y los últimos autos sobre el espinoso asunto que ha dictado entre enero y febrero de este año la Audiencia Provincial. Las versiones son contradictorias. Lo único cierto es que siete servidores de la ley y la novia de uno de ellos se sentarán en el banquillo de los acusados por faltas y delitos tan graves como atentado, desobediencia, lesiones y detención ilegal. Las penas oscilan entre los seis meses y los cuatro años y medio de prisión. El juicio puede puede marcar un antes y un después en las relaciones de los dos cuerpos de seguridad. Varios oficiales serán citados en la sala de vistas para testificar.

A tenor de sus conclusiones provisionales, la Fiscalía, que por mandato constitucional es la institución responsable de velar por la legalidad, se ha puesto del lado de los municipales. Ellos se encontraban de servicio, vigilando la recogida de las terrazas de la calle San Nicolás. Los policías nacionales, entre los que había incluso un Geo, andaban de fiesta, apurando el cierre de los pubes. Eran las cuatro y veinte de la mañana del 12 de febrero del año 2006. Según el Ministerio Público, un integrante del segundo grupo, A.S., gritó para que lo oyera el resto «¡Vamos a grabar a los gilipollas estos!», mientras enfocaba con la cámara de su teléfono móvil hacia los uniformados.

Uno de los policías locales le pidió que se identificara. «Te voy a dar una mierda, gilipollas, además yo soy policía», encontró como respuesta, siempre según la versión de la Fiscalía y de una de las defensas. Sus amigos le respaldaron: «Estáis haciendo el payaso, marchaos de aquí por vuestro bien, que os va a caer la del pulpo, que sois unos gilipollas». Esas palabras debieron tocarles el orgullo. Uno de los nacionales llegó a exhibir fugazmente su placa y se ofreció luego a acudir a comisaría para su completa identificación.

Cuando el policía local J.S. comenzaba a andar, A.S. le propinó presuntamente un empujón que le hizo caer al suelo. Los compañeros del agente de servicio salieron en su ayuda y redujeron y detuvieron al supuesto provocador. Éste, señala la fiscal del caso, comenzó a lanzar «patadas y manotazos» a diestro y siniestro, mientras los cinco nacionales restantes intentaban «interferir» el arresto con agarrones y empujones, lo que obligó a pedir refuerzos a la Jefatura de la Policía Local de Alicante.

En total, más de una docena de miembros de uno y otro cuerpo policial se vieron involucrados en la trifulca. El parte de guerra, sin distinción de bandos, es el siguiente: erosiones, tumefacción, contusiones, traumas, latigazo vertical y traumatismo cervical con vértigo periférico secundario.

La fiscal pide para A.S. un año de cárcel por un delito de atentado y dos multas por sendas faltas de lesiones. La acusación particular, y a la vez defensa, de los dos policías locales encausados, solicita inicialmente que A.S. reciba una condena de tres años de cárcel y unas multas más severas.

Aunque esas acusaciones, la privada y la pública pedían entre seis meses y un año de cárcel para los otros cinco policías nacionales por resistencia, la Audiencia se lo ha denegado porque en la imputación inicial sólo figuraba una desobediencia, por lo que finalmente serán acusados solo de una falta.

Inocencia

Los representantes legales de los agentes estatales defienden su inocencia. Su versión de lo ocurrido difiere diametralmente de la expuesta con anterioridad. Según ellos, A.S. estaba realizando en realidad una foto a sus propios compañeros, no a los policías municipales. Y fueron éstos, en concreto J.S. y R.P. quienes le rodearon «con expresiones soeces y con violencia, intentando arrebatarle el teléfono móvil». Aunque se identificó, «le empujaron, lo tiraron al suelo y, utilizando una violencia desproporcionada, lo engrilletaron, procediendo a su detención, sin efectuar lectura de sus derechos constitucionales, ni explicarle el motivo de su detención».

Según esta parte, lo llevaron luego esposado «en estado de inconsciencia al coche patrulla», aparcado en la Rambla, y desde allí a la comisaría de la calle Pascual Pérez y al hospital para que le examinaran. Al regresar a sede de la Policía Nacional para presentar a A.S. como presunto autor de un delito, los agentes locales recibieron una llamada telefónica de su jefatura y se marcharon presuntamente «sin ninguna explicación».

El detenido sufrió diversas lesiones como consecuencia de los golpes que le dejaron de baja hasta el 26 de abril de ese mismo año


affraid affraid affraid

fosi

Mensajes : 104
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 23/09/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Un banquillo repleto de uniformes....

Mensaje  Rayo 33 el Sáb Abr 09, 2011 11:22 am

Yo estaba esa noche de servicio, en prácticas y el periolisto que ha escrito eso, da por veraz la historia de la PL y todo el mundo sabe, incluso sus propios compañeros, como se las gastan los del Grupo de Noches de la PL.
En fin, un hecho lamentable que espero sea cerrado ya de una vez para siempre.

Rayo 33

Mensajes : 733
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 18/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.